Descarado desvío de combustible del ayuntamiento para campaña de “Moni”

  • Carros de perifoneo y vehículos de operadores panistas se abastecen con cargo al bolsillo de los martinenses.
  • Candidata a diputada federal, Adriana Soto, es cómplice del saqueo, pues la gasolinera es de ella.

Martínez de la Torre, Ver.- En una operación totalmente ilegal y descarada, que debería ser investigada por las autoridades electorales y judiciales, el Gobierno Municipal que encabeza el panista José de la Torre Sánchez está desviando combustible del ayuntamiento (que se paga con dinero del pueblo) para apoyar la candidatura de su cuñada, María de Jesús Martínez Díaz (a) “Moni”. Pruebas irrefutables revelan que los carros de perifoneo y vehículos de operadores al servicio del PAN y la familia De la Torre se están abasteciendo con cargo al erario público, es decir que lo están pagando con dinero de los martinenses, una acción totalmente ilegal que es considerada como delito electoral y que, por lo tanto, los responsables tendrían que pagarlo con cárcel. El alcalde y sus cómplices ya están en la mira de la autoridad y las denuncias pronto surtirán efecto, pues además de desviar combustible para la campaña, también lo estaría haciendo para sus empresas, las cuales ocupan gasolina y diésel para camionetas y camiones -de Súper 2000 y Abarrotes del Centro- todo con cargo al erario público. Adriana Soto, candidata a diputada del PAN, PRI y PRD, es cómplice La gasolinera, en la que se llevan a cabo estos ilegales actos, está ubicada en el bulevar Rafael Martínez de la Torre, a un costado de la preparatoria Diurna, es propiedad de la candidata a diputada del PAN, PRI y PRD, Adriana Soto Monjarás, quien se convierte en beneficiada y cómplice de José de la Torre, con quien prácticamente está haciendo un negocio redondo, pues por un lado apoya el desvío y por el otro se llena el bolsillo, para costear parte de los gastos que se generan en su campaña proselitista. De esa manera es como los “De la Torre” y sus corruptos aliados se están sirviendo con la cuchara grande, se están robando el dinero que es de los martinenses y que, en este caso, se esfuma en tanques de gasolina para acarreos, perifoneo y operación política a favor de la cuñada del alcalde, María de Jesús Martínez Díaz (a) “Moni”, quien anda prometiendo obras, repartiendo despensas y entregando vales que según serán canjeables después de la elección del 6 de junio.